jueves, 13 de diciembre de 2007

Noto una presencia extraña en la habitación...


No me extraña que note una extraña presencia. ¿Qué coño hace un maniquí en una habitación? Lo usará el marido cuando la mujer está fuera de casa para tener algo con lo que satisfacerse? Bueno, al menos es mas discreto que una muñeca hinchable. La verdad es que la habitación da mucho juego a la hora del sexo, sin salir de ella puedes hacer el amor en la cama, en el sofá, sentado en la silla, tumbado en la mesa, tirado en el suelo,... Se nota que el espacio en este piso de 404.500 euros es generoso.
Visto en: idealista.com

2 comentarios:

S. dijo...

jajaja que bueno es

Digno dijo...

Si ya, eso mismo piensa el marido cada vez que coge el maniquí...