miércoles, 22 de octubre de 2008

Un rastrillo muy casero.


Barato, barato! Oiga, que me lo quitan de las manos!
Ya puedes celebrar en tu propia cocina un mercadillo gitano donde toda tu comunidad de vecinos pueda comprar o intercambiar objetos! Una gran actividad que unirá mucho a todos los propietarios e inquilinos del bloque. Si tiene éxito quizá podrías invitar hasta a la señora del bloque de enfrente, esa que está 23 horas al dia mirando por la ventana. El Ayuntamiento debería pagarla un sueldo en concepto de vigilancia del barrio.

Esta cocina es como un rastro, lo mismo encuentras pucheros de hojalata como una moderna caja plagable de plástico multicolor repleta de los mas insospechados enseres. El truco para encontrar algo en el rastro es rebuscar bien entre toda la basura (los grandes hallazgos siempre están al fondo), pero nuestro rastrillo vecinal tiene la ventaja de tener la basura bien organizada en diversos cubos bajo la ventana para que alivie el hedor, una ventana decorada con una "graciosa" cortina multicolor a juego con la caja plegable. Así todo es mas fácil!

Éstas cajas ayudan a organizar el mercadillo fantásticamente, junto con el mueble realizado con ladrillos naranjas fluorescentes. La cortinilla raquítica del mueble nos alivia un poco la sensación de agobio, al darle cierta intimidad a los objetos que se esconden detrás. Deben ser objetos muy tímidos! Quizá les haga daño la luz del sol, como a los niños de la película de Los Otros. Me están dando ganas de correr la cortina y ver qué esconde. La verdad es que entre tantos objetos se me apabulla la cabeza, no se por dónde empezar!

¿Con qué objetos os quedaríais vosotros? Yo creo que me quedaré con los pimientos choriceros ennegrecidos.

visto en idealista.com

8 comentarios:

S. dijo...

me quedo con el cajón amarillo que hay en el suelo,quien sabe lo que puede haber dentro...un tesoro??

Digno dijo...

S. te refieres a la moderna caja plegable de plástico multicolor...
a saber! Miedo me da meter ahí la mano.

cabreada dijo...

Yo me quedo con el guante, para abrir la lavadora. Es muy práctico para no quemarse, cuando lavas en agua fría

Digno dijo...

Cabreada, se abre la puja!

desahuciado dijo...

Es un poco agobiante esta cocina con tantos chismes.
La ventana supongo que tiene unos visillos, y una cortina de unos 30 cm. ¿Qué utilidad tiene si no tapa nada? Además es fea con esa franja amarilla y roja.
Lo que me sorprende es lo limpia y organizada que está la cocina. Deberían tomar ejemplo muchos a la hora de hacer las fotos para intentar vender la vivienda.
¿Con qué han sujetado el guante a la lavadora? Creo que la utilidad del guante es encender el calentador. Por si da algún fogonazo.
Las cajas de plástico creo que contienen ollas y tapas. No obstante nunca se sabe, y es otra de las posibles utilidades del susodicho guante: coger los objetos escondidos en las cajas.
No entiendo la utilidad de la mini cortina que hay bajo los fogones. ¡No tapa apenas nada! Además parece de ganchillo, y es algo caro para ponerlo allí. Aunque si se la hizo la suegra... lo entiendo.
Que la basura esté bajo la ventana tiene la explicación de que le entra el sol y fermenta con mayor facilidad. Así el ambiente está más cargado de "esencias apetitosas".
El "mueble" hecho de ladrillos parece una barbacoa, lo que da a la cocina un aire de campera. Si pertenece a una casa de campo es adecuada, si no... requiere una cierta reforma.
Lo que no consigo interpretar es un efecto raro que hace el techo justo donde le entra el tubo del calentador. Es como si estuviera torcido hacia arriba.
Observo también que no hay extractor, por lo que se tiene que poner insoportable la cocina de humo, que unido a lo que suelta el cubo de basura fermentada debe crearse un ambiente muy "colocón".
La gran cantidad de trastos parece más que un rastrillo, un cúmulo de objetos adquiridos a lo largo de los años en rastrillos diversos.
Los pimientos son legado de los antepasados del dueño. Sería importante informase implícitamente acerca de si entran dentro de la venta o por el contrario el dueño las ha dejado como gancho para aumentar el valor de la habitación pero luego se las llevará. ¡Deben estar bien ahumadas!
Yo que quedo con los frascos de especias, que deben ser añejas y tener un sabor especial. Fuerte, envejecido como un buen vino. Esencial para obtener ese sabor que tan bien sabían dar nuestras abuelas.

Alex dijo...

Hola Muy interesante tu blog. Yo soi alex y tngo 16 años.

No se si te gustará el cine, pero quiero invitarte ha que veas el trailer de mi primer cortometraje en stop motion. Aquí te dejo el trailer de Larry the Bellboy

Si quieres visitar mi blog, es este Entre luces y cámaras Participo en 20blogs, si te gusta puedes votar mi blog.

Por favor, dejame algun comentario en el blog, que creo que me lo estoy currando, jeje gracias!

Digno dijo...

Desahuciado pues debe ser que el propietario de este piso tiene el Síndrome de Diógenes. Por cierto, no había caído yo en lo de la barcacoa...
Buen análisis!!

Alex me paso por allí a ver que tal.

desahuciado dijo...

Me informaré acerca de ese síndrome.
Maldita ignorancia! :(