martes, 30 de marzo de 2010

El retroloft.

Un visitante anónimo me dejó hace unos dias el enlace a este piso indigno:


Allá en sus años de gloria, este local denominado vivienda, ya apuntaba maneras en esto de los loft modernos con las tuberías vistas. Visto el valor histórico que tiene no me parece nada bien que dejen a la vista la mugre negra que tienen, tanto los tubos como el extractor, que data del año catapún, al igual que la olla, el posacazuelas y el encendedor del gas.

Para los niños modernos que nos visitan, les informaré de que antes las cocinas eran de gas y había que encenderlas con un mechero o cerilla. No toda la vida hemos tenido vitrocerámica!... Ni tetrabricks! En nuestros tiempos la leche venía de unos bichos grandes denominados vacas. Que tiempos aquellos...

No creais, niños, que en aquella época eran tan vagos que teniendo una cuerda por ahí tirada encima del extractor colgaban los trapos en el grifo a secar. No. Lo que ocurría es que el señor Ikea en aquellos tiempos aún no había irrumpido en España con su frase "Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio". Eso no exime a los albañiles, que no debieron tener sitio suficiente en tooooda la cocina que tuvieron que poner los dos únicos enchufes justo encima de los fogones.
¿Dónde coloco yo ahora la tostadora y el exprimidor eléctrico?

visto en habitaclia.com

1 comentario:

Jovi dijo...

una casa que hay cerca de mi pueblo
http://www.idealista.com/pagina/inmueble?codigoinmueble=VW0000002477208&numInm=2&edd=list