miércoles, 10 de agosto de 2011

Cuando haces POP, ya no hay stop!


La dueña de este piso se tomó al pie de la letra el slogan de las patatas prefabricadas Pringles (sí, esas hechas con masa de patata (aggg)). La inocente señora empezó con un azulejo... y de repente le entró la neura supersónica y no pudo parar!! Naranja naranja, negro negro, blanco blanco, puntos, flores por todas partes!! A la señora le salía humo de la cabeza, sus ojos parecían salírsele de las órbitas, la vena de su cuello estaba mas hinchada que la vena de Patiño...

Finalmente la inocente señora entró en estado de shock, temblequeando en el suelo.
Sus nietos pusieron a la venta el piso por 300.000 euros.
La señora nunca se recuperó del estado POP.
Los nietos jamás consiguieron que alguien pagase 50 millones de las antiguas pesetas por este piso.

4 comentarios:

casatiburcio dijo...

Madre del amor hermoso, que combinación de colores más dañina para la vista! Cocinar ahí debe poner de un nervioso...

karmucaycuquino dijo...

fíjate que yo le veo su punto, con un poco de imaginación se le podría sacar partido.
karmucaycuquino

Gema dijo...

ESPECTACULAR esta cocina!Yo creo que lo que te hace POP es el cerebro después de estar mucho rato en semejante cubículo...

Digno dijo...

Casatiburcio es lo que se llevaba en aquella época,... Ahora se llevan mas los corazones de Ágatha Ruiz de la Prada.

Karmucaycuquino si, yo tambien pienso que derribandolo entero y haciéndolo nuevo se le podría sacar partido.

Gema el cerebro... y hasta el chichi!