viernes, 12 de septiembre de 2008

Consejos para vender un piso.

El principal consejo para conseguir vender una vivienda es tenerla limpia y bien presentable para crear una buena impresion al posible comprador. Hay pisos que están hechos unos zorros y que da hasta asco entrar, así que si quieres vender tu piso en estos tiempos de crisis, ponte manos a la obra (o a la fregona, mejor dicho) aunque te seré sincero, hay casos que con la limpieza no basta.

El piso que hoy analizo es uno de esos casos. Veámoslo: (puedes hacer click para ampliar la foto y no perderte ningún detalle de los que comentaré a continuación)


El sueño indudablemente le ha pegado una gran lipieza al piso. No, no le conozco personalmente ni he estado allí para verlo, pero si te fijas en la cantidad de mugre que hay en la escoba... Habría que ver cómo estaba el piso de sucio!
Pero tampoco hay que dejarse llevar por la primera impresión. Sí, ha limpiado, pero ¿qué pasa con la roña y la mugre que se almacena en el lateral del horno? Seguro que hay vida microscópica. El resto de la cocina no tiene mejor pinta, sólo hay que ver el color amarillento de los armarios y peor aún, el oxido de los tiradores! Al menos no tiene la jeta de poner en el anuncio inmobiliario "Se vende amueblado", porque para que me dejes esto, prefiero vivir en el vertedero municipal...

Conclusión: si limpias tu piso para dar una mejor imagen, límpialo en profundidad, límpialo bien. Éste ha sido un buen intento, pero el algodón no engaña. (Y al menos lava los platos antes de la foto).

visto en idealista.com

7 comentarios:

Sergio dijo...

Y que me dices del fairi a medio gastar?.

Yo entiendo que te venden el piso con los medios manuales para limpiarlo tu. Será eso el bonus que ofrece el piso respecto de sus competidores....

Digno dijo...

Debe ser que si te lo limpias tu mismo te hacen descuento. Por cierto, ya funciona bien el RSS? He puesto el de Blogger. (Pone Entradas y Todos los comentarios, mira a ver si ya funciona, gracias!)

Sergio dijo...

Si funciona el rss, al final jejeje.

Saludos.

Cabalayka dijo...

Hola Digno, celebro tu vuelta al blog con nuevas energías renovadas y dispuesto a proseguir con tu tarea. Aquí va el comentario: El cepillo de barrer no está actualizado, parece que le falten pelos y ese color no acabo de distinguirlo bien: amarillo, verde, o amarillo-verdoso cochinoto?. El grifaco tampoco es un modelo actualizado. Ciertamente la cocina tienes "quisques" laterales, deduzco que en el horno habitan seres de otras dimensiones paralelas...El modelo del cortinaco, simulador de puerta de armario, no tiene desperdicio...eso si bien puede parecer escocés.Pongamos, de nuevo atención al friki-estampado guarruno. Los armarios no están amarillentos digno...son de color beige cacota que conjuntan con el peazo calentador del mismo tono. Los platos descansando en la pica son una muestra poética que nos traslada al universo de la paz del hogar, ornamento estético imprescindible que hace, a su vez, compañia al fairy, que te invita a fregar el escobón...o de paso lavarnos los calcetines,por si decidimoss quedarnos con el chiringuito.Aunque como bien dices: los hay peores...a fe mia. Un cordial saludo.

Digno dijo...

Sergio gracias.

Cabalayka veo que te gusta desmenuzar la escena poco a poco y sacarle el mayor jugo posible, eres de los mios!

Tremendelirius dijo...

jajaja, caray, se parece a la cocina de mi casa hace 20 años cuando estaba sin reformar

Digno dijo...

Tremendelirius, normal, yo creo que es de aquella época... Ya sabes que hay gente que se aferra al pasado, gente que no quiere envejecer y hace todo lo posible e imposible por lograrlo.