jueves, 4 de septiembre de 2008

Un, dos, treeeeeeeeeeees...


¿Qué me estás contando? No una, ni dos,... sino tres! Tres ventanas en un habitáculo una habitación, todas de diferentes medidas, todas a diferente altura, las tres de diferentes diseños,... y encima son ventanas que dan al interior de la vivienda!! ¿Qué cojones es ésto?

Inspira,.. respira... inspira.. respira... relajación,... Vale que en este país haya viviendas indignas, vale que algunas estén echas unos zorros,... ¿¿¿¿¿¿¿¿Pero, viviendas absurdas????????

Porque tu me dirás, la ventana central parece que antiguamente fué una puerta y ahora la han tabicado hasta la mitad para convertirla en ventana (que ni siquiera se han molestado en reformar el rodapié), que sentido tiene? ¿Y las otras?

Mis dudas son:

- ¿Al fotógrafo le dejaron desde entonces allí dentro emparedado o entró por la ventana de un salto?

- ¿No les valía con la luminosidad que daba esa magnífica lampara rococó que tenían que abrir ventanas por donde fuese para que entrase luz reciclada del resto de la vivienda?

Bueno, por ser el primer post después de las merecidas vacaciones, seré un poco positivo (pero no os acostumbreis): Se trata de un piso de 100 metros cuadrados, con 5 habitaciones, cocina, baño, salón y sólo cuesta 170.000 euros (Es el precio mas asequible que he visto hasta ahora, en una gran ciudad, y en los tiempos que corren).

visto en anuntis

4 comentarios:

Sergio dijo...

Tu lo has dicho al tener 3 ventanas, podriamos considerarlo "arte en la vivienda". Y es por ello motivo suficiente para valer ese paston....

Digno dijo...

Debe ser el Arte del Desastre. Igual fué la vivienda de un apasionado de Picasso... quien sabe.

El Trovador dijo...

Bastante rara la habitación... tal vez tenga alguna afición por algún artista... xD

Digno dijo...

Picasso quizá? No lo sé, Trovador.